Nota periodística de San Diego La Revista, realizada a Carolina Arjones, Septiembre 2016

Estambul: Tan Mágica como Misteriosa

Estambul es una ciudad mágica y misterios a la vez. Sus calles respiran historia , la comida es excelente,  tiene muchos bares donde se puede degustar el te de manzana   y sus habitantes son muchos y muy amables. Todas estas cualidades  hacen que los turistas se sientan a gusto en esta bella ciudad.

Estambul fue la antigua capital otomana que un día llegó a ser el centro del mundo civilizado  y en sus calles ha quedado cierta dignidad que no es glamour sino nobleza.  Caminando por sus calles se puede  recordar la famosa recopilación de cuentos de Las Mil y una Noches que Scheherezade contaba a su Sultán como así también escuchar el llamado al rezo que se realiza desde los minaretes a todos los fieles cinco veces al día.

Estambul es un puente entre Oriente y Occidente, la ciudad está dividida por el mar en dos partes y por la antigua desembocadura de un río en dos partes más.

Las zonas más pintorescas son: la península histórica, la zona de negocios y el lado asiático que es la zona mas residencial.

Recorramos juntos algunos lugares:

  • El barrio de Sultanahmetes el barrio turístico por excelencia de Estambul, donde se concentran la mayor cantidad de monumentos y es fácilmente reconocible a la distancia gracias a los minaretes de sus mezquitas (dato curioso , cuantos más minaretes tenia la mezquita  más poderoso era el sultán).
    En esta ciudad que respira historia  vale la pena visitar  (es recomendable tomar un city tour para no perderse de nada de su  fascinante historia): Mezquita Azul (o Mezquita de Sultanhamet, mezquita por la que toma su nombre el barrio), Santa Sofía, el Hipódromo Romano, la Cisterna Basílica, el Palacio de Topkapi o el Museo Arqueológico.
  • El Bazar de las Especies y el Grand Bazar, son dos visitas que se pueden hacer en el día, por la mañana temprano recomiendo entrar al bazar de las Especies , luego podrán hacer un crucero por el Bósforo, las barcazas parten frente al mercado y luego de 3 hs de paseo al regreso podrán almorzar bajo el puente de Gálata algo de pescado bien fresco  y por la tarde tomar el tranvía que los llevara al Grand Bazar.
    El Grand Bazar, sorprende por su tamaño, variedad de aromas, colores, personas etc.
  • Barrio de Eyup: en este barrio se encuentra una de las mezquitas más importantes de la ciudad , es el lugar de peregrinación de los musulmanes. Hay que tomar un café en el famoso Pierre Lotti Café y disfrutar de su maravillosa vista desde donde se podrá ver el Cuerno de Oro
  • Cruzando el puente de Gálata , se llega al barrio Beyoglu ,algunos lo conocen como la parte moderna .Este barrio es reconocido por la torre de Gálata y la Plaza Taksim.
    Si cruzan el puente a pie, hay que tener en cuenta que la subida hacia la torre de Galata es por calles con  mucha pendiente (recomiendo tomar un taxi), una vez en la torre podrán subir para admirar la vista  o bien tomar un rico te de manzanas en los bares que se ubican a sus pies.
    Saliendo de la zona de Gálata si seguís caminando llegas a la plaza Taksim, es una zona repleta de bares, restaurantes y algunos de los hoteles más lujosos de la ciudad. En la plaza se conservan el Monumento al Aguador y el Monumento a la República.
    De la plaza surge una de las principales arterias comerciales de la ciudad, Istiklal Caddesi (Avenida de la Independencia), una agradable calle peatonal que se puede recorrer utilizando el tranvía nostálgico.
  • Si se quiere captar la esencia de la ciudad no hay que dejar de visitar Ortakoy (parte asiática, muy pintoresco) o  la parte Europea Kadikoy con sus mercadillos. Ambas orillas se pueden cruzar con ferry.
  • Para ir terminando: Estambul merece la pena de día pero por la noche es una ciudad de ensueño. La mayoría de las casas no tiene persianas y sus luces alegran la noche. La gente pasea por sus calles hasta la madrugada sin peligros.

 

Estambul es una ciudad para volver más de una vez ya que nunca se termina de conocer su misterio.

Leave a Comment